Centro Sanitario (NICA 42293)

Es la evaluación psicológica efectuada por un profesional, psicólogo, para hacer un análisis que determine la sospecha  de un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista, en base a datos y hechos que son recogidos a través de entrevistas y aplicación de baterías de test.

Se realizará el diagnóstico, según demanda, basado en el uso del ADI-R y ADOS-2 (instrumentos específicos para el diagnóstico de TEA).

El proceso de valoración diagnóstica consta de varias sesiones:

  • Entrevista semiestructurada con los padres o cuidadores principales.

  • Pruebas complementarias, por ejemplo test de inteligencia según edad, con las que podemos obtener un perfil cognitivo, aportando toda la información sobre posibles déficits en ciertos procesos cognitivos (protocolo de función ejecutivo) del usuario y su observación.

  • Devolución del informe, conclusiones con pautas educativas y terapia recomendada.

  • Si el usuario viene con informes propios, se complementará con pruebas adicionales a estos para obtener información sobre la funcionalidad y déficits del usuario de cara al tratamiento: tests de inteligencia, tests que evalúen la función ejecutiva, escalas de asertividad y socialización.

  • INTERVENCIONES GRUPALES

    • PROGRAMA COMPRENDER Y TRANSFORMAR: este taller está orientado a niños y preadolescentes. Su función es la de desarrollar las funciones ejecutivas, la flexibilidad mental y la capacidad para ponerse en el lugar del otro. La frecuencia es de 2 sesiones por semana y de formato grupal, a fin de abordar las dificultades anteriormente mencionadas e introducirles en las normas básicas de interacción social. Los grupos son formados atendiendo a las dificultades comunes y a una edad similar entre los distintos usuarios que se considere que puedan beneficiarse de este programa.

    • TALLERES DE HABILIDADES SOCIALES: son talleres orientados a todas las edades, ya que tiene como objetivo el desarrollo de las habilidades sociales, las cuales resultan básicas a la hora de interactuar en todos los aspectos de la sociedad actual. La frecuencia es de 1 sesión por semana, de formato grupal, con el objetivo de enseñarles normas
      básicas de interacción social, y cómo hacer frente a las dificultades cotidianas que la sociedad actual impone.
      De forma paralela a la temática específica que se imparta en el programa planteado para cada grupo, se abordarán las dificultades personales de cada miembro, intentando que aprenda las estrategias necesarias para abordar sus dificultades cotidianas, diferentes a las de sus compañeros, y aumentando las probabilidades de generalizar lo aprendido en los talleres, a los contextos naturales en los que se encuentra inmerso.

    • ESTIMULACIÓN COGNITIVA: consiste en estimular y mantener capacidades cognitivas con la intención de mejorar y mantener el funcionamiento cognitivo en general, a través de actividades o ejercicios de memoria, percepción, atención, lenguaje, funciones ejecutivas, por medio de programas estructurados de estimulación. Estos programas se realizan conforme a una evaluación previa, estableciendo un programa individualizado de intervención para cada usuario. La frecuencia de las sesiones dependerá de las necesidades de la persona.

  •  INTERVENCIONES INDIVIDUALES: en contraposición al formato grupal anteriormente citado, las terapias individuales están encaminadas a abordar situaciones específicas en las que se considere que: 1) las necesidades de la persona no pueden atenderse con la atención que su caso requiera en el formato grupal, 2) sea necesario abordar problemáticas comórbidas que requieran una intervención personalizada. La frecuencia se detallará dependiente a las características específicas de cada persona.