Es la evaluación psicológica efectuada por un profesional, psicólogo, para hacer un análisis que determine la sospecha  de un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista, en base a datos y hechos que son recogidos a través de entrevistas y aplicación de baterías de test.

Se realizará el diagnóstico, según demanda, basado en el uso del ADI-R y ADOS-2 (instrumentos específicos para el diagnóstico de TEA).

El proceso de valoración diagnóstica consta de varias sesiones:

  • Entrevista semiestructurada con los padres o cuidadores principales.

  • Pruebas complementarias, por ejemplo test de inteligencia según edad, con las que podemos obtener un perfil cognitivo, aportando toda la información sobre posibles déficits en ciertos procesos cognitivos (protocolo de función ejecutivo) del usuario y su observación.

  • Devolución del informe, conclusiones con pautas educativas y terapia recomendada.

  • Si el usuario viene con informes propios, se complementará con pruebas adicionales a estos para obtener información sobre la funcionalidad y déficits del usuario de cara al tratamiento: tests de inteligencia, tests que evalúen la función ejecutiva, escalas de asertividad y socialización.

Centro Sanitario (NICA 42293)